CONRAD VEIDT

Conrad Veidt (Berlín, 1893 – Hollywood, 1943), fue uno de los actores europeos más importantes de la primera mitad del siglo XX. En Alemania le llamaban «der Dämon der Leinwand» («el demonio de la pantalla»), debido sobre todo a su físico y sus interpretaciones, que encajaban como nadie en ese mundo oscuro, onírico y deslumbrante que intentaba reflejar la corriente Expresionista alemana.

 

Si yo preguntara ¿qué tienen en común el cine de terror, el Joker de Batman, la lucha por los derechos de los homosexuales, Goebbels, Jaffar y Casablanca?, seguramente alguno sabría decirme que la respuesta es… evidentemente Conrad Veidt. Si me seguís sabréis porqué.

 Imagen

Como os dije en el primer post de este blog el término Gabinete también es un homenaje nada encubierto a esa grandiosa película alemana de 1919 que es El Gabinete del doctor Caligari, obra que posiblemente pueda ser considerada como el primer éxito dentro del género de terror, aunque sus creadores esa etiqueta ni siquiera la contemplaban. Tampoco fue propiamente dicho el primer filme de ese género. Si queremos nos podemos remontar a Méliès e incluso a los hermanos Lumière si recordamos el impacto que supuso entre el público la llegada del tren a la estación. Posteriormente hay versiones de grandes iconos del cine de terror como los vampiros (Les Vampires 1915) o Frankenstein (1910) que se hicieron en la década de los años 10, pero antes que Caligari. El papel del sonámbulo que secuestra a la protagonista recayó en las manos de Conrad Veidt.

 Imagen

Todavía dentro del Cine Expresionista alemán Veidt realizó muchas películas desde ese año de 1919 hasta la llegada del sonoro a Alemania a finales de los 20. Cabe destacar entre ellas la primera versión de “Las Manos de Orlac” (1924), “El hombre de las figuras de cera” (1924), las 5 películas que realizó con el grandísimo F.W. Murnau (4 de ellas desaparecidas, entre ellas “Satanás” (1920) con Veidt haciendo del mismísimo Lucifer), de las que tan sólo nos ha llegado de la colaboración Murnau-Veidt  “Der Gang in die Nacht”, 1920, pero sobre todo de esta etapa es necesario recordar la película de Paul Leni “El hombre que ríe” (1928).

 Imagen

En ella Veidt interpreta al hijo de un aristócrata francés que durante la Revolución Francesa se libra de la muerte, que sí sufre su familia, siendo desfigurado y manteniendo toda su vida una mueca de eterna sonrisa. Evidentemente el chico acaba viviendo dentro de circos ambulantes como atracción y objeto de chanza. Este papel le dio la idea al dibujante y creador de comics Bob Kane para crear al archienemigo de su superhéroe Batman. El Joker nace en 1940 y desde entonces sigue siendo uno de los malos de comics más reconocibles.

 

Si bien es una película mucho menos conocida, cabe destacar asimismo su interpretación del protagonista en Anders als die anderen  (Diferente a los demás) (1919),  la cual ocupa un lugar especial dentro del cine, ya que se trata de la primera cinta que, gracias a la relajación de la censura en la Alemania de la República de Weimar, puede abordar el tema de la homosexualidad, tabú en aquella época.

 

Veidt siempre se distinguió por la defensa de los derechos de los homosexuales (aunque no lo era), las mujeres y los judíos, con lo que tras el advenimiento del nazismo, y su oposición ferviente al régimen, tuvo que huir de Alemania al ganar las elecciones el partido nazi en 1933, junto a su última mujer, judía.  Goebbels le tenía ganas, consciente de la enorme popularidad de Veidt (era el segundo actor mejor pagado de Alemania después de Emil Jannings en ese tiempo), por tanto la huida fue totalmente justificada porque la Gestapo planeaba asesinarle.

 

Tras salir de Alemania y, aunque ya había probado suerte, sin éxito, en Hollywood, se asentó en Gran Bretaña, donde continuó haciendo películas. La etapa inglesa de Veidt es conocida sobre todo por las tres colaboraciones con otro director glorioso, Michael Powell: El Espía Negro (1939), Contrabando (o Espías en el mar) (1940)… y sobre todo El ladrón de Bagdad (1940), donde interpretaba al malísimo Jaffar.

 Imagen

En ese año de 1940 decide volver a probar suerte en EEUU, lugar donde muere en 1943, por lo visto de un ataque al corazón jugando al golf. En EEUU realizó 6 o 7 películas y su último gran papel fue el agente nazi Heinrich Strasser en Casablanca (1942), donde compartía escenas con Humphrey Bogart, Ingrid Bergman, Claude Rains y mi querido Peter Lorre.

 Imagen

Este ha sido mi homenaje a este actor que quizás muchos no conocíais o no le poníais nombre.

 

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: