EL LENGUAJE SURREALISTA CONTRACTUAL

Un recuerdo al mejor ejemplo de lo estúpido, surrealista y rocambolesco del lenguaje mercantil o contractual. Es la famosa escena de la película UNA NOCHE EN LA ÓPERA (A night at the Opera, 1935), de los Hermanos Marx, y dirigida por Sam Wood

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: