LA IGLESIA DE LOS CAPUCHINOS DE ROMA

Hoy voy a hablaros de la capital italiana, auténtico Museo hecho ciudad y una de las ciudades que más belleza engloba por metro cuadrado. Siglos de historia han hecho de ella un crisol de cultura, estilos artísticos y personajes que merecen formar parte de los recuerdos de cada viajero que llegue a esta ciudad.

Cuando uno viaja a Roma por primera vez lo normal y recomendable es visitar los monumentos más emblemáticos de la ciudad y aledaños, el Vaticano, la Fontana de Trevi, la Fontana del Tritone, El Coliseo, Foro Romano, Circo Máximo, Termas de Caracalla,… Además el caminar por sus calles nos lleva a conocer otros monumentos, aunque sólo sea de paso. Sus plazas (Piazza Spagna, Piazza del Popolo, Piazza del Campidoglio…), ese “mamotreto” que es el Monumento a Vittorio Emmanuele II, e incluso barrios obligados como El Trastevere.

Ya, dependiendo del tiempo que tenga cada uno o de las veces que uno pueda ir a la ciudad, es recomendable ver y conocer otro tipo de sitios. Yo recomiendo encarecidamente tres.

El primero no es un monumento, es el pulmón verde de Roma: la Villa Borghese. Toda ciudad grande debe tener uno, Madrid tiene el Retiro, Londres tiene Hyde Park, Nueva York Central Park,… Roma la Villa Borghese.

El segundo sitio para mí imprescindible es recorrer la Vía Appia y descender a las Catacumbas que se encuentran cerca de este camino milenario. Se habla de más de 150 km de túneles excavados bajo tierra. Sin duda las mejores conservadas son las Catacumbas de San Calixto, pero hay varias más.

Por último, el tercer sitio, es del que os voy a hablar, la Iglesia de los Capuchinos. Antes de nada, seguro que a muchos de vosotros no os interesa, o lo consideráis macabro… cada uno es libre de ver y visitar lo que quiera en sus Vacaciones.

La iglesia de Santa María de la Concepción (Santa Maria della Concezione), se encuentra al lado de la Vía Vittorio Venetto, muy cerca de la Fontana del Tritone. Es del siglo XVII (se construyó entre 1626 y 1631, durante el papado de Urbano VIII) y es una iglesia sobria y de modestas dimensiones…cosa extraña en Roma, donde todas las iglesias suelen ser grandes y recargadas. De hecho, si uno esta fuera de ella, mirando desde la calle, no llega a imaginar lo que alberga.

Y lo que alberga es una cripta impresionante, construida a partir de los huesos de los propios hermanos capuchinos, decorándola de una manera insólita y, en cierto modo, artística. Por supuesto que puede poner los vellos de punta, pero, una vez que ya sabes lo que allí se esconde, ya se olvida todo reparo.

Según parece, fue un cardenal el que ordenó traer los cuerpos de los hermanos Capuchinos desde el Camposanto hasta la Cripta y el que ordenó decorar con ellos dicho sitio. Fue justo tras la finalización de las obras (en 1631).

La Cripta alberga unos 4.000 cadáveres y está estructurada en 6 capillas. Ojo, los cuerpos fueron ocupando paulatinamente el espacio, ya que hay cuerpos de principios del siglo XVI (los que originalmente empezaron a decorar la cripta) y los últimos de finales del XIX.

Lo podéis considerar macabro, escalofriante e incluso repulsivo, pero, a mi entender, es una manera preciosa de crear arte a partir de la materia muerta y abandonada.

La iglesia de la Concepción suele pasar desapercibida entre tanto monumento y tanto lugar donde ir en Roma, pero desde aquí quiero recomendarla para todo aquel que desee acercarse a la Ciudad Eterna.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: