EL FANDANGO EN LA MÚSICA ESPAÑOLA DEL S. XVIII

El tema que os propongo hoy está relacionado con esa danza, esa composición, o ese palo flamenco, tan español que es el FANDANGO. Porque hoy en día es más conocido su aporte a la música flamenca, siendo además uno de los palos más importantes de la misma, ya sea de forma pura, ya sea en forma de fandanguillo, de fandango del candil, etc.

Sin embargo, el fandango es un baile ampliamente distribuido por toda la Península, desde el Sur al Norte y de Oriente a Occidente (en Portugal también). Y eso es así porque es un baile “de ida y vuelta”. Me explico… El origen del fandango es muy difuso. Lo normal es que provenga de una danza preexistente en la España del siglo XVI, que se llevó a América y que ésta devolvió totalmente mezclada y embebida de los ritmos y modos de la música precolombina.

Por eso he dicho “de ida y vuelta”. Lo normal es pensar que su forma primitiva ya se conociera en España a lo largo del s. XVII y, evidentemente, fue adoptado de inmediato por la música popular y callejera. Tan famoso se hizo su forma estilística, su baile y su adaptación a instrumentos peninsulares (como la guitarra) que el Fandango pasó, como ha pasado tantas veces, de la calle a los salones de la nobleza, a los Teatros e incluso a lugares palaciegos y cortesanos.

Como habéis visto por el título yo me quiero centrar en cómo entró el Fandango en la música barroca española del S. XVIII y perduró en la misma hasta finales del siglo, cuando se seguía ya la estética clasicista.

Los primeros fandangos importantes son los de Domenico Scarlatti (1685-1757), para el clave, y de Santiago de Murcia (1673 – 1739), para la guitarra barroca. Se puede decir que ambos son de finales de la década de los años 20 de ese siglo o de comienzos de los 30, ya que el fandango de Santiago de Murcia se publicó en su penúltimo libro de piezas para guitarra, en 1730 o 1732 y Scarlatti posiblemente escribió su fandango durante su estancia en Sevilla de 1729 a 1733.



Imagino que no os sorprenderá que coloque la obra de Domenico Scarlatti dentro de música española y es que, como luego le volverá a pasar a Luigi Boccherini, vivió más tiempo en España que en su Italia natal, se casó y tuvo familia española y murió en Madrid. Además la familia Scarlatti era napolitana y Nápoles, aún estando en la actual Italia, era parte de la corona española, por herencia del Reino de Aragón. Aquí os dejo ambos fandangos.

El siguiente personaje o compositor del que os voy a hablar es de José de Nebra (1702-1768), aragonés de nacimiento y una de las figuras clave de la música barroca española del siglo XVIII. De él os presento dos fandangos, uno para órgano y otro que forma parte de una de sus zarzuelas barrocas, “Vendado es amor, no es ciego” (de 1744).

La última parte del siglo XVIII estará cubierta con los dos fandangos más conocidos, el del Padre Antonio Soler (1729- 1783) y el de Luigi Boccherini (1743 – 1805). Soler fue discípulo de Domenico Scarlatti y es el continuador de lo que ha venido a llamarse “La Escuela Española para Clave” del s. XVIII. Muchas de sus obras, de hecho, son para este instrumento. Cultivó, como su maestro, con asiduidad la sonata, aunque Soler la enriqueció hasta llegar a equipararlas a las sonatas clasicistas de su época y también escribió un Fandango para clave… que es una de sus obras más conocidas y destacadas.

El caso de Boccherini, como he citado antes, es paralelo al de Scarlatti. Italiano, nacido en Lucca esta vez, que viene a España cuando ya es conocido su nombre en los círculos musicales europeos y que se instala en nuestro país llegando a absorber toda la idiosincrasia de la música española de su época y de convertirse en un referente de la música española de ese siglo. Hay que recordar que España en el siglo XVIII, era un lugar bastante separado musicalmente de las corrientes dominantes en la música europea, la italiana, la francesa y la austro-germánica. El hecho de que ambos compositores decidieran crear su música de manera totalmente libre e independiente de modas y corrientes, hizo que los dos acabaran llegando a un lugar dominado por los compositores italianos, como era España.

No hay que recordar que desde la llegada de los Borbones al trono, a principios del siglo XVIII, España se italianizó en sus gustos, porque ninguno de los monarcas de esa época era español. En el caso de Felipe V, francés, y en de su mujer italiana. Sus hijos, y posteriores reyes, Luis I, Fernando VI y Carlos III, ya sí que fueron españoles pero mantuvieron la corriente impuesta por sus padres. Hasta Carlo Broschi, Farinelli (1705-1782), vivió bastante años en España, llamado por los teatros españoles y por el gusto italianizante de la Corte Española.

El Fandango de Boccherini es el último movimiento de su Quinteto para cuerdas y guitarra Nº4, que lleva ese mismo sobrenombre. Como todos los Quintetos con guitarra, fueron escritos a finales del siglo XVIII, por encargo de un noble español, y Boccherini lo que hizo fue utilizar música de cámara escrita anteriormente y adaptarla para la utilización de la guitarra acompañando a un cuarteto de cuerda y actuando al mismo nivel de virtuosismo y dificultad.

Ya por último os diré que el fandango no fue un baile conocido sólo de Los Pirineos hacia abajo. Existen dos fandangos famosos escritos por compositores centroeuropeos clasicistas que demuestran que el fandango se abrió camino a lo largo de toda Europa. Estoy hablando del Fandango de C.W. Glück (1714-1787), que se encuentra dentro de su ballet “Don Juan” (1761) (uno de los mitos españoles más universal, el que más quizás tras El Quijote), y del Fandango de W. A. Mozart (1756-1791), que se encuentra dentro de su ópera Las Bodas de Fígaro (Le nozze di Figaro, 1786) y que creó tomando como base (o imitando,… o copiando si queréis) el fandango de Glück.



Con la llegada del XIX siguió haciéndose más popular y se incluyó de forma definitiva dentro del mundo flamenco… pero eso es otra historia. Espero que os guste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: