LAS SONDAS VOYAGER. 37 AÑOS DESPUÉS SIGUEN MANDANDO INFORMACIÓN

A principios de Agosto leía un reportaje aparecido en la revista XL Semanal que glosaba el increible quehacer del puñado de científicos e ingenieros que siguen siendo la Guardia Pretoriana de las Sondas Voyager. Se titulaba “Los viajeros espaciales más viejos del mundo: Los esclavos de las Voyager”.
Como muchos de vosotros no sabreis de qué hablo os haré una pequeña introducción de las sondas espaciales lanzadas por la NASA en los años 70.

1) Las Sondas PIONEER

Las Sondas PIONEER 10 (lanzada desde Cabo Cañaveral el 2 de marzo de 1972), y PIONEER 11 (lanzada el 5 de abril de 1973), fueron diseñadas para atravesar el cinturón de asteroides y llegar hasta Júpiter, objetivo principal de su misión, de manera que obtuvieran imágenes (de la atmósfera del planeta, de la Gran Mancha Roja, de las regiones polares), información de la temperatura de la atmósfera y de la altura en la que se encuentran las nubes superiores y estudiran los cinturones de radiación del planeta y su campo magnético.

La 10 llegó a Júpiter el 3 de diciembre de 1973 y en junio del año 1983 se convirtió en el primer objeto fabricado por el ser humano que atravesó la órbita de Neptuno.
La 11 sobrevoló Júpiter el 4 de diciembre de 1974 y el 1 de septiembre de 1979 llegó a Saturno, tomando las primeras fotografías a corta distancia del planeta y pudo descubrir dos nuevos satélites.

Las sondas Pioneer obtenían su energía de una fuente de isótopos radiactivos. La pérdida de eficacia de los generadores eléctricos fue lo que determinó el final de su misión

El último contacto de la 11 fue el 30-09-1995, pues prosiguió su ruta hacia el exterior del Sistema Solar, estudiando las partículas energéticas del viento solar.

La 10 duró más. La última débil señal del Pioneer 10 fue recibida el 23 de enero de 2003, cuando estaba a doce mil millones de kilómetros de la Tierra.

 
2) Las Sondas VIKING

El programa Viking de la NASA tenía una misión distinta ya que fueron las primeras misiones de aterrizaje sobre Marte y realizaron el primer estudio biológico del mismo. No era el primer programa no tripulado a Marte que intentaba la NASA. Ya en 1971 lanzaron la Mariner 9, que obtuvo mucha información. Pero las misiones Viking eran diferentes porque estaban formadas por una sonda orbital y otra de aterrizaje.

Las VO (o Viking Orbiter) estaban diseñadas para fotografiar la superficie marciana desde la órbita del planeta, y actuar como un “intermediario” de comunicaciones entre la Tierra y la sonda Viking de aterrizaje o VL (Viking Lander), que se separarían de éstas y se posarían sobre la superficie del planeta.

La VIKING I se lanzó el 20 de agosto de 1975, aterrizó en Marte el 20/7/1976 y acabó su vida útil el 7/8/1980.
La VIKING II se lanzó el 9 de septiembre del mismo año, aterrizó en Marte el 3/9/1976 y murió por agotamiento de las baterías el 25/7/1978.

Las Viking nos proporcionaron casi toda la información que sobre Marte se disponía hasta finales de la década de 1990, con la llegada de los primeros rovers marcianos.

 
3) Las Sondas VOYAGER

La misión de las sondas Voyager I y II era acercarse a Júpiter y después a Saturno y obtener la mayor información posible de ambos planetas. Tras pasar por Saturno, y fotografiar su superficie, la misión Voyager debía haber llegado a su fin, ya que era su misión principal. Pero no… llevan funcionando desde hace 37 años, 32 más de su vida operativa estimada.

La sonda VOYAGER 2 despegó el 20 de agosto de 1977 y, tras pasar por Júpiter y Saturno, llegó a Urano en 1986 y a Neptuno en 1989. (única sonda que ha pasado por ambos)
La sonda VOYAGER 1 despegó después, el 5 de septiembre de 1977 desde Cabo Cañaveral. Pasó por Júpiter en 1979 y por Saturno en 1980. Después se adentró en el espacio profundo.

Como he dicho, deberían haberse averiado hace decenas de años, ¿y por qué no lo han hecho?.

Porque un grupo de científicos y técnicos de la NASA se saltó un poco las ordenes de manera que utilizaron componentes más robustos y de vida media mayor. La excusa que pusieron fue… por precaución. Y ahí siguen.

Pero el problema no es sólo que los componentes aguanten. De hecho van perdiendo energía poco a poco, cada cierto tiempo se estropea algún componente, e incluso las cámaras que llevan se han vuelto ya ciegas. No, el problema es que para poder seguir con las misiones VOYAGER hay que seguir utilizando tecnología de los años 70, con componentes electrónicos que ya no se fabrican, con grabadores magnetofónicos de ocho pistas que almacenan la información en una cinta magnética de 328 metros de largo, utilizando como lenguaje de computación solamente el código o lenguaje máquina… Se da el caso de tener que poner letreros para evitar que el personal de limpieza tire las máquinas o las desenchufe, pensando que son “chatarra”.

Teniendo en cuenta todo esto comprendereis que sólo queden alrededor de 12 técnicos supervisando las misiones y que saben como manejar estos aparatos. Dos de ellos siguen en el programa desde el principio, el resto o a muerto o se ha ido a otro programa harto de “mendigar” financiación para poder seguir sosteniendo el programa VOYAGER.

Casi todos tienen, encima, más de 70 años y ellos aseguran que las sondas pueden aguantar diez años más… ellos también lo esperan, porque no quieren jubilarse hasta que las sondas lo hagan primero. Por eso he dicho lo de “Guardia Pretoriana”.

De todas maneras todos saben que, en algún momento, su misión llegará a su fin, que el final se acerca. La VGR2 solo sigue las órdenes gracias a su receptor de reserva y la VGR1 vuela sólo gracias a su ordenador secundario. Pero ahí siguen.

 

Curiosidades de las Voyager
Equipamiento: antenas parabólicas, baterías de isótopos radiactivos (generadores eléctricos nucleares que permiten que sigan funcionando sus instrumentos científicos), sensores solares
y un disco de oro en el que se grabaron saludos terrícolas en 55 idiomas distintos…

 

Señales: Las señales tardan 17 horas, 37 minutos y 27 segundos en llegar a la Tierra (a la velocidad de la luz). Eso hace que el equipo actue siempre con retardo. Lo que visualizan son las acciones que ejecutó la sonda hace 17 horas, tras unas órdenes dadas hace 35 horas….

Actualmente las sondas Voyager estudian el ambiente del sistema solar exterior, e intentan llegar a la zona denominada heliopausa, que es una capa formada por el encuentro entre las partículas eléctricas producidas por el Sol, denominadas viento solar, con las partículas eléctricas del medio interestelar.

A unos 19.000 millones de kilómetros del Sol, la VGR1 se convirtió en el primer objeto fabricado por el hombre en alcanzar la inmensidad del espacio profundo.

Los científicos de la NASA siguen recibiendo datos de los Voyager a través de la red del espacio profundo DSN (Deep Space Network).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: