TOD BROWNING Y FREAKS

Acabamos de vivir esa fiesta adoptada de los EE.UU. que es Halloween y eso me ha hecho recordar esta película. Eso y que actualmente una serie de TV, de terror, la homenajea o la toma como pie para desarrollar su cuarta temporada. Hablo de American Horror Story: Freak Show.

Como veis, en el título del artículo menciono al director, Tod Browning (1880–1962), y a la película que le hizo desbarrancar dentro de la meca el cine, y dentro de uno de los estudios más importantes, sólo por el hecho de hacer una película única, personal y totalmente a contracorriente.

Tod Browning, antes de enrolarse en las filas del séptimo arte, trabajó en el mundo del circo. De hecho llegó a participar en el famoso circo de los “Ringling Brothers”. Se dice que uno de los números que hacía se llamaba “el cadáver viviente”… (¡¡Cómo no!!)

Al empezar su carrera de cineasta se granjeó una fama merecida de gran director y de narrador de historias sorprendentes e inusitadas. De hecho sus películas más recordadas son del género de terror y, en la mayoría de ellas se unió a otra leyenda del cine mudo, Lon Chaney (1883-1930).

Juntos realizaron películas míticas, sobre todo en la década de los años 20, como The Unholy Three (El trío fantástico, 1925), The Blackbird (Maldad encubierta, 1926), The Road to Mandalay (La sangre manda, 1926), The Big City (Los antros del crimen, 1928), West of Zanzibar (Los pantanos de Zanzíbar, 1928) o Where East Is East (Oriente, 1929).

Pero sobre todo quiero destacar dos películas, ambas realizadas en 1927: London After Midnight (La casa del horror), una de las primeras películas de vampiros, gran éxito en su momento y hoy PERDIDA (¡como tantas películas del cine mudo¡) y sobre todo The Unknown (Garras humanas, 1927), donde el trasfondo de la historia ya ocurre en un circo, y que le sirvió de base a Javier Gurruchaga para su recordada canción del “Hombre sin brazos del Circo”.

Es sabido que, con la llegada del sonoro, muchos directores, actores y actrices no pudieron superar o alcanzar el éxito obtenido en la etapa muda. En el caso de Browning no fue así. Su tercera película sonora es nada menos que Drácula (1931), interpretada por el sin par Bela Lugosi (1882-1956). Un éxito sin paliativos que inauguró la época de más éxito del estudio Universal con las películas de terror clásico, junto con el Frankenstein de Boris Karloff (1887–1969) y James Whale (1889–1957) también de ese año 1931 pero estrenada después.

Por tanto Browning venía de varios taquillazos y tenía en su haber un puñado de grandes películas cuando decide rodar una película para la MGM. El estudio, (o más bien su cabeza más visible, Irving Thalberg (1899–1936)), le da manga ancha para rodar la película que quiera, dándole bastante libertad. Browning decide rodar una película basada en una historia corta llamada Spurs (Espuelas), de Clarence Aaron ‘Tod’ Robbins (1888–1949), y que ya tenía en mente dirigir desde el año 1927. Además el libro se lo recomendó su amigo Harry Earles, que era enano y protagonista en la película.

Browning decide hacer una película sobre un circo de finales del siglo XIX y principios del XX, un circo lleno de personas con malformaciones físicas: unas siamesas, una mujer barbuda, enanos, retrasados mentales, mutilados… Hay que recordar que los circos de aquella época eran así, con todo lo terrible, morboso y cruel que os pueda parecer, pero además era una forma de vida para personas que, de otra manera, estaban condenadas a su suerte. Es evidente que exhibir las malformaciones de la gente sólo busca el morbo, el sensacionalismo, sobrecoger al público y muchas veces la risa, pero imaginaros en qué condiciones podría vivir esta gente de no formar parte de la familia del circo.

Y, claro, muchos eran antiguos camaradas de Browning. Se trajo a enanos, a varios pinheads (personas con microcefalia), a una mujer sin brazos, a unas siamesas unidas por el tronco, a una posible hermafrodita, a una mujer barbuda, a un torso viviente (un hombre sin brazos ni piernas), etc. Ante semejante reparto muchos de los operadores del equipo de rodaje acabaron dimitiendo y Thalberg (viendo venir lo que iba a pasar) decidió no contratar a grandes figuras del cine de la época (o ninguna se atrevió a rodar semejante película).

La película se rodó de octubre a diciembre de 1931. En enero de 1932 se hizo un pase de la película en un cine para ver el efecto del público. Gritos, asombro, desmayos, una demanda por inducir el aborto a una embarazada… La solución de la productora fue cortar las escenas más duras e intentar estrenarla. Se pasó de durar 90 minutos a unos 64 minutos, y así se estrenó el 20 de febrero de 1932, bajo el título de ‘Freaks’, que en español se tradujo como ‘La parada de los Monstruos’. Gran título, pero muy alejado de la verdad.

El resultado fue el mismo, un fenomenal revuelo que hizo que a los pocos días fuera retirada de la circulación e incluso se llegó a decir que los negativos se arrojaron a la bahía de San Francisco para que nadie volviera a ver jamás un espectáculo tan aberrante.

De hecho, estuvo muchos años olvidada en los estudios hasta ser rescatada por el Festival de Cine de Venecia en los 60, que la valoró en su justa medida y desde entonces se encuentra dentro del olimpo de las mejores películas jamás rodadas.

Siendo una película de terror la película apenas lo transmite. Los “monstruos” inspiran más ternura que pavor y se les muestra como los que son, como seres humanos (como diría mi querido Joseph Merrick). Desde el principio el espectador se identifica con ellos y con su espíritu familiar y detecta como los “malos” al forzudo del circo y a la trapecista (los “normales”).

En esta película, además, se encuentra una de las escenas cumbre de toda la historia del cine, el banquete de bodas. Una escena que, indudablemente, le sirvió a Luís Buñuel (1900-1983) como inspiración para su banquete de parias de Viridiana (1961).

La inolvidable canción que cantan en dicho banquete (“we accept her. One of us. Gobble, gobble“) perdura en todos los que han visto la película. Pero lo mejor de esa escena es el silencio, ese silencio sublime, esas miradas tensas y, ahora sí, aterradoras tras la acusación de “Freaks” a esas pobres personas que creían estar aceptando a una persona abyecta en su comunidad. No hay música, ni efectos de sonido, ni falta que hacen. Que aprendan todos esos directores que enfatizan tanto el efectismo de dichos recursos para crear clímax.

Tampoco hay efectos especiales de maquillaje, salvo en la escena final de la película. Lo único que justifica que esta película se encuadre en el género de terror es la escena de la venganza.

Tras este tremendo fracaso de crítica y público, Browning no pudo levantar cabeza y empezó su declive. Los directivos de la Metro quedaron horrorizados, menos Irving Thalberg que siempre le defendió y evitó que lo echaran de la nómina de directores del estudio. Todavía rodó 4 películas más, todas en la MGM, pero ninguna alcanzó el éxito de sus películas anteriores y encima cada vez tenía menos presupuesto. Sus ganas de seguir en esa hipócrita industria se acabaron con el comienzo de los años 40. Ya no volvió a rodar, aunque murió en 1962.

Por último dos consideraciones. El resto de la película sigue perdido, no sé si alguna vez se volverá a ver la película como la concibió su director. Lo segundo es la palabra del título. Freaks, a partir de esta película, empezó a utilizarse como sinónimo de algo o alguien anómalo, anormal, extraño, marginal.

En español todavía dio otra vuelta de tuerca. La palabra “Friqui” se utiliza para designar a una persona obsesionada, o con un interés o gusto desmesurado, por un tema, afición o hobby hasta el punto de convertirlo en una forma de vida.

Por favor, el que no haya visto todavía la película que la busque con vehemencia.


Filmografía de Tod Browning

Miracles for Sale (1939)
The Devil-Doll (Muñecos infernales, 1936)
Mark of the Vampire (La marca del vampiro, 1935)
Fast Workers (Perdone, señorita, 1933)
Freaks (La parada de los monstruos, 1932)
Iron Man (1931)
Drácula (1931)
Outside the Law (Fuera de la ley, 1930)
The Thirteenth Chair (1929)

Mudas
Where East Is East (Oriente, 1929)
West of Zanzibar (Los pantanos de Zanzíbar, 1928)
The Big City (Los antros del crimen, 1928)
London After Midnight (La casa del horror, 1927)
The Unknown (Garras humanas, 1927)
The Show (El palacio de las maravillas, 1927)
The Road to Mandalay (La sangre manda, 1926)
The Blackbird (Maldad encubierta, 1926)
Dollar Down (1925)
The Mystic (Zara, la mística, 1925)
The Unholy Three (El trío fantástico, 1925)
Silk Stocking Sal (1924)
The Dangerous Flirt (1924)
White Tiger (El tigre blanco, 1923)
The Day of Faith (1923)
Drifting (Con la corriente, 1923)
Under Two Flags (Bajo dos banderas, 1922)
Man Under Cover (El hombre encubierto, 1922)
The Wise Kid (La niña prodigio, 1922)
No Woman Knows (1921)
Outside the Law (Fuera de la ley, 1920)
The Virgin of Stamboul (La virgen de Estambul, 1920)
Bonnie Bonnie Lassie (1919)
The Petal on the Current (Pétalo en la corriente, 1919)
The Unpainted Woman (1919)
The Exquisite Thief (1919)
The Wicked Darling (La rosa del arroyo, 1919)
Set Free (1918)
The Brazen Beauty (1918)
The Deciding Kiss (El beso decisivo, 1918)
Which Woman? (1918)
Revenge (1918)
The Eyes of Mystery (1918)
The Legion of Death (1918)
The Jury of Fate (1917)
Peggy, the Will O’ the Wisp (1917)
Hands Up! (1917)
A Love Sublime (1917)
Jim Bludso (1917)
Everybody’s Doing It (1916)
The Fatal Glass of Beer (1916)

Cortos
Puppets (1916)
Little Marie (1915)
The Woman from Warren’s (1915)
The Burned Hand (1915)
The Living Death (1915)
The Electric Alarm (1915)
The Spell of the Poppy (1915)
The Story of a Story (1915)
The Highbinders (1915)
An Image of the Past (1915)
The Slave Girl (1915)
The Lucky Transfer (1915)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: