PETER GREENAWAY Y MICHAEL NYMAN. SU FRUCTÍFERA COLABORACIÓN ENTRE 1976 Y 1991.

Buenos días a todos. Sí, ya lo sé, llevo cuatro meses sin escribir nada en el Blog. Seguro que muchos habéis pensado que lo había dejado y os confieso que por mi mente ha pasado la idea de hacerlo… pero aquí estoy. Siempre es verdad que ésto es un diario abierto y que en cualquier momento podía volver a tratar un tema que considerara relevante… y eso es lo que ha pasado ahora.

Resulta, que en el último mes, se me ocurrió crear dos monográficos para unos amigos míos, vía Whatsapp, y les han gustado tanto que casi me han obligado a compartirlo con el resto de vosotros, porque, y cito palabras casi textuales, “esto no se podía perder dentro de una mera conversación por Whatsapp”. Pues bien, éste es el primero de los monográficos que creé y trata, como bien indica el título, de la década y media de fabulosa colaboración entre el cineasta inglés Peter Greenaway (1942-) y su compatriota, el compositor Michael Nyman (1944-).

Empecemos por el principio, ¿cuándo se conocieron?.

Greenaway decidió desde bastante joven que quería dedicarse a las artes, sobre todo a la pintura. Después de estudiar en otros centros ingresa, a principios de los 60, en el Walthamstow College of Art… y es allí donde se ve tentado a dedicarse a la creación fílmica. Es en este College donde filma su primer corto, llamado “Death of Sentiment” (1962), donde ya muestra una pauta de cómo iba a ser su quehacer dentro del séptimo arte. Según parece (yo no lo he podido ver), el corto se rodó en 4 cementerios de Londres y captura bastantes de los objetos que se pueden encontrar en ellos, desde cruces, esculturas de ángeles a la mera escritura sobre las lápidas…

Nyman, dos años menor, ingresó en 1961 en la Royal Academy of Music (con 17 años), y allí se centro, sobre todo, en el piano y en la música barroca del siglo XVII. Durante su estancia en esta prestigiosa institución empezó a componer algo, en incluso llegó a ganar un premio de composición en 1964, pero poco después abandona la composición, hastiado por el encorsetado y rígido mundo de la composición contemporánea de esos años 60, y se concentra en la musicología.

Precisamente es en la Royal Academy donde ambos protagonistas de este artículo se conocen por primera vez y se convierten en amigos.

Volviendo a Greenaway, en 1965, acabada su etapa universitaria, ingresa en el COI (la Oficina Central de Información) y en ella permanece hasta 1980, trabajando como editor y dirigiendo algunos documentales. Aparte siguió creando cortometrajes propios donde exploraba temas que le parecían relevantes. Por poner un ejemplo, sus dos cortos de 1966. Uno se llama “Train”, y trata sobre uno de los últimos trenes de vapor que circularon por Inglaterra.  El segundo se llama “Tree” y se centra en un árbol londinense que sobrevivía de forma milagrosa, rodeado de tanto asfalto y cemento.

Por su parte Nyman consiguió una beca para estudiar la música popular rumana y, por tanto, estuvo residente en ese país durante el curso 1965-66. Tras ello, además de seguir con sus trabajos musicológicos, empezó a colaborar como crítico musical en varias publicaciones musicales inglesas. En muchos sitios se le cita como la primera persona que estableció el término “Minimalismo” a una obra musical, aunque no puedo establecerlo con absoluta certeza.

En 1967 se produce la primera colaboración entre los dos amigos. Se trata del mediometraje de Greenaway llamado “5 Postcards from Capital Cities” (dura 35´), pero ésta fue una colaboración esporádica pues cada uno seguía centrado en sus cosas. Tendrían que pasar casi nueve años para que se produjera una segunda oportunidad, ya sí duradera.

Antes de llegar a ese año de 1976 es necesario mencionar un hecho importante dentro de la carrera musical del Nyman compositor. Un día, tocando al piano el aria de Leporello de Don Giovanni de Mozart (“Madamina, il catalogo è questo”), universalmente conocida como el Aria del Catálogo, decidió cambiar y tocarla en el estilo de Jerry Lee Lewis. Inmediatamente notó que era una línea compositiva que quería explorar. Un tiempo después este hecho puntual dio pie a una de las piezas más conocidas del  primer Nyman, “In Re Don Giovanni” (1977). Os dejo las dos piezas y podéis comparar.

En fin, llegamos a 1976, Nyman decide dedicarse por completo a la composición a sus 32 años… y evidentemente vuelve a colaborar con su amigo que ha seguido filmando cortos. De hecho, antes de su colaboración en el mediometraje “Goole by Numbers” (1976), Greenaway llevaba ya filmados 12 cortos, pero seguía sin poder rodar un largometraje. Desgraciadamente no os puedo poner ni imágenes de la película ni ninguna pieza de su banda sonora.

Tras esta obra vendría un corto basado en una de las piezas compuestas por Nyman en 1976 “1-100”. El cortometraje de Greenaway, de 1977, solamente dura 4 minutos, mientras que la obra de Nyman es más larga y aquí os la dejo.

Llegamos a los dos mediometrajes que preceden a su primer largometraje. Me refiero a “Vertical Features Remake” (1978) y “A Walk Through H: The Reincarnation of an Ornithologist” (1979). A estas alturas Greenaway ya demuestra una serie de pautas en su cine, como pueden ser su clara influencia de la pintura barroca (sobre todo flamenca) a la hora de realizar encuadres, la forma de componer las escenas, la obsesión por las catalogaciones, los contrastes (grandes vestiduras frente a gente desnuda, obras de la naturaleza en oposición a la arquitectura humana, el placer en la sexualidad frente a trágicas incluso grotescas muertes…). De hecho, “Vertical…” es un estudio de estructuras aritméticas que crean formas y “A walk…”, habla de un viaje a través de “H” ayudado de diversos mapas. Os dejo el enlace al primero y una obra de las que forman la banda sonora del segundo.

Con esto llegamos al momento del salto al largometraje (por fin… y tras 18 años de carrera). En 1980 Greenaway filma “The Falls”, una película que casi llega alas cuatro horas de duración y que, mediante una exhaustiva y prolija catalogación, disecciona a 92 personas que han sobrevivido a un VUE (“Violent Unknown Event”). Es, por tanto, un falso documental en 92 partes sin una línea narrativa tradicional. Como con el resto de largometrajes, os dejo el trailer de la película y una de las piezas de su Banda Sonora.

Es mismo año Greenaway se ve involucrado en otro proyecto para TV, con la salvedad de que esta vez le dan carta blanca para elegir el tema sobre el que desarrollar un cortometraje documental. Él elige hablar sobre personas que han sobrevivido al impacto de un rayo. La obra se llama “Act of God” (1980) y aquí os dejo un enlace para verla y una de las piezas que Nyman compuso para ilustrar las imágenes.

Llegamos al punto culminante que marca el antes y el después tanto en la vida de Greenaway como en la de Nyman. El insospechado éxito de crítica e incluso de público de “El Contrato del Dibujante”  (The Draughtsman’s Contract, 1982), pone en boca de todo el mundo tanto el trabajo del cineasta como la obra del compositor. Como supongo que sabéis es una película de época y tremendamente barroca, tanto por tratar unos hechos que suceden presumiblemente en el siglo XVII, como por la forma en que está rodada. Para la Banda Sonora Greeenaway le pidió a Nyman que se basara en temas de Henry Purcell (1659-1695), pues era el compositor más importante de la época que trata la película. Evidentemente Nyman le hizo caso y además con agrado pues idolatra la obra del compositor barroco inglés. De hecho toda la música de la película son obras de Purcell pasadas por el tamiz de Nyman. En este caso os voy a poner, además del trailer de la película, dos obras de Nyman y las obras originales de Purcell en las que se inspiran.

A todo esto, Greenaway seguía aceptando hacer cortos documentales, algunos incluso con música de Nyman (como “Terence Conran” y “Zandra Rhodes”, ambos de 1981). Sin embargo os voy a poner el que realizó en 1983 y que se llama “The Sea in Their Blood”.

Una de las obras más queridas por mí es la Banda Sonora que Nyman compuso para el mediometraje de Greenaway “Making a Splah” (1984). En realidad son una serie de Danzas en el Agua, porque la película va de las diferentes interrelaciones que tenemos son seres humanos con el agua, y en concreto con el de una piscina. Empieza, junto con el documental de 1983, una serie de obras que tienen como denominador en común el agua y que llega, incluso, hasta “Los Libros de Próspero”, de 1991. Aquí os dejo el enlace para ver el citado mediometraje.

En 1985 Greenaway realiza dos obras, por una parte se estrena su tercer largometraje “Z.O.O., a Zed and two Noughts”, y por otro realiza otro de sus mediometrajes, que vuelve a tener relación con el agua, pero en este caso el agua para ducharse y bañarse en un cuarto de baño. Z.O.O. es una película barroca y extraña, pero visualmente impactante y Nyman está sembrado. Sus piezas se adaptan a las imágenes de manera sobresaliente y realiza una de su mejores obras. Como os he dicho anteriormente, aquí os dejo el trailer de la película y una de las piezas de Nyman para el film.

En cuanto a “26 Bathrooms”, es una especie de documental donde varias personas explican su relación con el agua y la importancia de la limpieza corporal… y esto lo hacen incluso duchándose o bañándose delante de la cámara. Aquí os dejo un enlace a la película y una de las obras extraídas de su música.

En 1986 la relación estuvo a punto de destruirse. De hecho, para su siguiente film, El vientre de un arquitecto (The belly of an Architect 1987), Greenaway confía la música a otros dos compositores, al inmenso e genial Wim Mertens (1953-) y a Glenn Branca (1948-).

Algo no iba bien, parecía que incluso no volvería a haber posibilidad de acuerdo, pero para su quinto largometraje Greenaway volvió a confiar en Nyman (aunque parece ser que porque le falló el que al principio quería que le compusiera la música). ante ello Nyman le respondió creando, quizás, la mejor banda sonora de las que hizo para las películas de Greenaway. Y eso que para “Conspiración de Mujeres” (Drowning by Numbers 1988) hizo algo bastante original, crear una Banda sonora completa a partir de una serie de variaciones sobre un único tema, en este caso el movimiento lento de la Sinfonía Concertante para violín, viola y orquesta KV.364 de Mozart. En este caso además del trailer y de una de las obras escritas por Nyman-Mozart, os dejo también el original mozartiano. Por cierto vuelve a haber una relación importante con el agua en la película.

En 1989 tres fueron los proyectos realizados por Greenaway, los tres con música de Nyman. El primero de ellos en un pequeño corto (Hubert Bals Handshake) en el que Greenaway utilizó como música una obra de Nyman compuesta cuatro años antes. Hablo de “Memorial”, la pieza que compuso Nyman, a partir de uno de los pasajes del “King Arthur” de Purcell, para recordar a los fallecidos italianos en la maldita Final de la Copa de Europa que se disputó en el estadio de Heysel, de Bruselas. Dichos fallecimientos se produjeron por aplastamiento contra las vallas metálicas del campo debido a que varios aficionados del Liverpool, el otro finalista, empezaron a disparar armas de fuego. Aquí os dejo un enlace al corto, os dejo la obra de Nyman y el fragmento de Purcell en el que se basa.

También ese año se estrena su sexto largometraje, “El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante” (The Cook, the Thief, His Wife & Her Lover, 1989). Esta película contiene uno de los finales más impactantes dentro de la filmografía del director inglés y en ella los encuadres, la composición de las escenas y el barroquismo alcanzan cotas de altura. En cuanto a su música, en ella vuelve a utilizarse “Memorial”, pero no voy a repetirme y voy a escoger otra de las obras que define a la película (así como su trailer, por supuesto).

Por último en ese mismo año de 1989, se le hace un encargo a Greenaway para crear algo relacionado con la Revolución Francesa de 1789, precisamente para conmemorar el 200 aniversario de tamaño momento de la historia. Como siempre hace algo inusitado, aparece con um mediometraje llamado “Death in the Seine”, que literalmente va de eso, de un estudio forense de personas que han aparecido muertas flotando en el Sena, durante los años de la Revolución Francesa (y sí, de nuevo el agua). Aquí os dejo enlace para ver la película, sin embargo no puedo poner ninguna pieza de su música.

Por último llegamos al momento de la discordia, al momento de la ruptura total entre los antaño amigos. Ésta se produce tras la creación de “Prospero’s Books (1991), película que se basa en el texto teatral “La Tempestad” de William Shakespeare (1564-1616). Las razones de la ruptura fueron muchas y no todas debidas a la película aunque Nyman se quejó con amargura de la utilización de su música en la película. En realidad la relación se había ido deteriorando, poco a poco, mucho tiempo antes y sobre todo desde que se enquistara en 1987. Otra de las quejas de Nyman era que siempre hablaba con respeto y admiración de las obras del cineasta cuando le preguntaban, cosa que no hacía el cineasta recíprocamente.

El caso es que se rompió una de las colaboraciones más importantes que dio el cine en el último cuarto del siglo XX, y con ello siguieron carreras separadas. Nyman realizó al año siguiente una de las Bandas Sonoras más vendidas de la historia (para El Piano, 1992) y ha seguido componiendo música de películas y música contemporánea hasta nuestros días. Para ello creó un grupo con el que tocar sus obras e ir de gira, la Michael Nyman Band, y ha compuesto desde óperas a conciertos, música orquestal, de cámara, e incluso en la actualidad una serie de más de 12 sinfonías que se ha autoregalado para su 70 cumpleaños.

Greenaway ha seguido haciendo cine, pero además lo ha compatibilizado con otras disciplinas artísticas, ha sido comisario de exposiciones, ha creado obras multimedia, ha seguido pintando, ha dirigido escénicamente óperas, etc. Para acabar, y de manera un tanto graciosa, hablar de la ironía del destino. Resulta que la última película dirigida por Greenaway es “Eisenstein in Guanajuato” (2015), que trata sobre el fallido rodaje de la película “!Qué viva México!” por parte del director de cine soviético Sergei Eisenstein (1898-1948), y evidentemente la película se rodó en ese país norteamericano, al menos se rodó mucho material, pero la película no se estrenó y se ha editado y estrenado en infinidad de ocasiones con distinto metraje, distinto montaje y de manera evidentemente incompleta. Por tanto Greenaway ha rodado una película sobre México… que es el país donde vive Nyman de unos años a esta parte. Lo dicho, ironías de la vida…

Colaboraciones Greenaway – Nyman 1976-1991

Título                    Duración (solo cortos y mediometrajes)

1991 Prospero’s Books

1989 Hubert Bals Handshake (corto)                           5´

1989 Death in the Seine (TV corto)                              44´

1989 El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante

1988 Fear of Drowning (corto sobre el rodaje de Drowning by Numbers) 26´

1988 Conspiración de mujeres

1985 Inside Rooms: 26 Bathrooms, London & Oxfordshire, 1985 (corto) 29´

1985 A Zed & Two Noughts

1984 Making a Splash (corto)                                                                   24´

1983 The Sea in Their Blood (corto Doc.)                                               27´

1982 El contrato del dibujante

1981 Terence Conran (corto Doc.)                                                          15´

1981 Zandra Rhodes (corto Doc.)                                                           15´

1980 Act of God (corto Doc. TV)                                                              25´

1980 The Falls

1979 A Walk Through H: The Reincarnation of an Ornithologist (corto)    41´

1978 Vertical Features Remake      (corto)                                           45´

1977 1-100 (corto)                                                                                      4´

1976 Goole by Numbers (corto)                                                             40´

Otras obras filmadas por Greenaway durante esos años, que no cuentan con música de Nyman

Nombre y Duración

1990 A TV Dante (TV) (4 episodes: Cantos 1-8)     88´

1987 El vientre de un arquitecto     120´

1983 Four American Composers (TV doc.)    220´

1980 Country Diary (corto Doc.)    5´

1980 Lacock Village (corto Doc.)   5´

1979 Leeds Castle (corto Doc.)   5´

1979 Women Artists (corto Doc.)          5´

1978 Eddie Kid (corto Doc.)            5´

1978 Cut Above the Rest (corto Doc.)         5´

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: